Monday, October 17, 2011

EN MEMORIA DE LAURA POLLÁN TOLEDO (1948-2011).

De alguna forma, los que como en mi caso, no podemos prescindir de nuestro origen nacional, debemos manifestarnos y expresar nuestro duelo por la muerte de Laura Pollán Toledo. Ante todo porque se trató de una mujer humilde que a todas luces defendió principios en los que indudablemente creía y la consecuencia es una de las credenciales principales que toda persona honesta debe exhibir. Pero ella fue también muy valiente y lo demostró con el más caro de los sacrificios: su propia vida.

Su dimensión se incrementa con su desaparición física.  Suele suceder así con los que concluyen su existencia en medio de la muestra de una inquebrantable voluntad para no dejarse vencer por las adversidades y los obstáculos que aparecen en el camino y que, sin dudas, para Laura fueron muchos y difíciles. Quien dentro de un país como Cuba, se compromete a ir en contra de lo impuesto sabe muy bien a lo que se expone y no todos tienen, como ella, la determinación de quedar en el camino sin llegar al feliz término de ver sus objetivos conseguidos.

Hay que recordar que el movimiento de Las Damas de Blanco del que fue fundadora y el cual encabezó como su líder hasta su desaparición, es el más puro que se ha originado dentro de la disidencia y/o la oposición en Cuba en los últimos años. Conceptualmente ha ido clarificando sus objetivos y es el de mayor repercusión y proyección dentro y fuera de la Isla según quedó demostrado con el otorgamiento del premio Sajarov en el año 2005. Estimo y espero que su proyección se mantendrá y que a partir de la  pérdida que la ausencia de Laura Pollán representa, siga siendo así.

Para los cubanos que conservamos la fe en un cambio de destino en nuestro país debe constituir una premisa importante y permanente apoyar a estas mujeres que con su sacrificio y tenacidad, ponen en evidencia la degradación a que, bajo circunstancias como las prevalecientes hasta hoy, asumen quienes las reprimen, demostrando a que niveles se puede llegar cuando la arbitrariedad y la soberbia se apoderan de la conciencia.

Se que no es fácil encontrar eco entre los que no viven en el horror, pero tampoco es posible ocultar la insolencia, la vesania y la maldad; hoy más que nunca se hacen visibles y nuestro propósito debe ser amplificar la denuncia que con sin igual coraje Laura, hasta su muerte y las Damas de Blanco han  llevado a cabo por varios años. En la tierra que verá crecer las flores que Laura designó para esparcir sus cenizas y perpetuar su presencia, quedaran sepultadas algún día y para siempre las bayonetas del terror.

José A. Arias
Octubre 17, 2011.

1 comment:

  1. Muy bueno su articulo para honrar a la Señora Laura Pollan Toledo, lo que es lamentable que quizas el mejor homenaje no se le de tan pronto como necesario y me refiero a que esta mujer que tomo las calles pese a los atropechos y abusos, que pudo mas su dignidad que los palos y fielmente se encaminaba por el pasillo donde de cada lado se juntaban los verdugos a martirizarla a ella y sus hermanas de causa cada domingo.
    El mejor homenaje seria por aquellos que la respetan sencillamente salir a la calle y los que dicen que fue asesinada, pues doblemente el compromiso de salir a la calle.
    Solo existe una forma de rendir tributo a los martires de la Patria y es siguiendo su ejemplo y tomando el lugar del caido, lo demas es llanto al viento y pura hipocrecia. Perdonen quizas el tono un poco duro, pero no veo otra forma y los que ahora estan en Cuba ahora es el momento, los que ya no viven alla por las razones que sean solo podemos apoyar y desde aca hacer todo lo que se pueda por los que alla luchan, pero si nadie lucha a quien vamos a apoyar?
    Dionisio de la Torre, Jr.

    ReplyDelete